Pobreza, nada nuevo en Argentina (y el mundo)

La pobreza es un fenómeno mundial. En el último informe anual, Panorama Social de América Latina 2020, la CEPAL estimó que el total de personas pobres en América Latina en ascendió a 209 millones a finales de 2020, 22 millones de personas más que el año anterior. Esto representa el 33,7% de la población, llegando a niveles sin precedentes en las últimas décadas.

El 30 de septiembre, el Indec presentó el informe semestral de pobreza en Argentina con un 40,6% en la primera mitad del año. El numero muestra una pequeña mejora respecto al segundo semestre 2020 (42%) y coloca la misma en 5,4 puntos por encima del nivel pre-pandemia.

“La pandemia ha evidenciado y exacerbado las grandes brechas estructurales de la región y, en la actualidad, se vive un momento de elevada incertidumbre en el que aún no están delineadas ni la forma ni la velocidad de la salida de la crisis. No cabe duda que los costos de la desigualdad se han vuelto insostenibles y que es necesario reconstruir con igualdad y sostenibilidad, apuntando a la creación de un verdadero Estado de bienestar, tarea largamente postergada en la región”

Alicia Bárcena,  Secretaria Ejecutiva de la comisión regional de las Naciones Unidas.

Los niveles alcanzados en Argentina son muy malos, y lamentablemente, no son nuevos. Tal como se expresó, el covid explica solo 6 puntos. Los otros 35/36 puntos son problemas estructurales más malas decisiones económicas coyunturales. Es decir, no alcanza con distribuir dinero sin resolver problemas como empleo, vivienda o cloacas.

Dos reflexiones, a un tema que mucho no hay para agregar. La primera referida a los números frios de los informes. Detrás de cada dato, hay miles de personas que todos los días sufren las consecuencias de la pobreza y marginalidad. La segunda es, que si bien sabemos que la solución es de largo plazo, inmediatamente debemos tomar la decisión política de comenzar a erradicar la pobreza. El mundo invirtió millones en el Covid-19, resignó crecimiento y frenó su economía para buscar protegerse y evitar millones de muertes. Tal vez, si entendemos que la pobreza es la primera causa generadora de muerte evitable, estaríamos dispuestos a invertir, cambiar o resignar parte de las ganancias de unos pocos para que muchos vivan. ¿O es mucho pedir?

Publicado por Ariel Mario Goldman

Gerente Operativo de Gestión Administrativa Hospital Alvarez. CABA Presidente de la Asociación de Economía de la Salud (AES Argentina) Profesor universitario (UBA/ISALUD/FAVALORO/UNSAM)

9 comentarios sobre “Pobreza, nada nuevo en Argentina (y el mundo)

  1. Un buen punto para comenzar a pensar en un sistema x llamarlo de alguna manera mas solidario seria replantearse la progresividad y o regresividad de los impuestos haciendo incapie por sobre todo en los imp al consumo.

    Le gusta a 1 persona

      1. Excelente como siempre Ariel, tremendamente angustiante, pero no implementan medidas
        El trabajo y la producción son la regla para disminuir este flagelo

        Me gusta

  2. Excelente artículo Ariel! Y sigo sin entender la gran disociación que hay en Argentina desde hacen muchos años,entre gobierno y coherencia. Grandes pensadores y pequeños gobernantes.

    Me gusta

  3. Una tierra tan rica con tanta pobreza de norte a sur …esperemos que algun dia a los gobernantes les convengan que todos tengan trabajo,igualdad de oportunidades y no solo llenar sus intereses y molino ..

    Me gusta

  4. Me pregunto cuáles son las decisiones gubernamentales erróneas. En referencia a algunas de las mencionadas, no basta con inyectar dinero, coincido plenamente, pero resolver generando empleo, viviendas y cloacas, son acciones a contrapelo con las medidas de cuidado en el contexto de Pandemia y por lo bajo, necesitan al menos unos años de políticas estables. Hubieron muchos ciudadanos que le han puesto el cuerpo y hasta dejado la vida en muchos casos para que otros pudieran sobrevivir en la protección de sus hogares. Cómo bien mencionás, el mundo puso un freno al crecimiento para protegerse de la exposición y así dar espacio al recupero del estado de abandono de los espacios sanitarios y el imprescindible desarrollo de vacunas que son las responsables de la salida global de las sociedades. Haciendo un paralelismo, si uno está engripado, se guarda y cuando está mejor retoma las actividades. Volviendo al origen de la pobreza, hay sectores que han sabido generar ganancias a pesar de la Pandemia y que a la hora de serles solicitado un sacrificio para asistir la crisis, han apelado a sus derechos individuales (hoy el sector agroganadera puede dar muestra de ello, queriendo aprovechar la demanda externa pretendiendo dejar sin acceso a los alimentos a la mayor parte de los ciudadanos de un país que los produce). Creo que los principales responsables de la pobreza no son los gobiernos (que entran y salen), sino más bien de los grupos de poder que no son sometidos a escrutinio alguno, y aún así logran imponer sus reglas de mercado, jaqueando por generaciones todas las decisiones políticas de los gobiernos democráticos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: