El fin del trabajo (tal como lo conocemos) en el corto, medio y largo plazo

En el corto plazo, no podemos dejar de observar la angustiante actualidad y los posibles escenarios, como los presentados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre las perspectivas negativas del trabajo. «Las perspectivas mundiales de los mercados de trabajo se deterioraron considerablemente durante el año 2022. Las nuevas tensiones geopolíticas, el conflicto de Ucrania, una recuperación desigual tras la pandemia y la obstrucción de las cadenas de suministro han creado las condiciones propias de un episodio de estanflación, el primer periodo de inflación alta y bajo crecimiento simultáneos desde la década de 1970.»1 En Argentina, dadas las conocidas condiciones económicas (como inflación del 95% anual), el trabajo formal ha sido superado por el trabajo informal y la caída del poder adquisitivo acumulado los últimos 5 años, ya supera el 20%. El crecimiento del PBI, aún mayor al esperado, del 5,2%, aún no logra distribuirse adecuadamente para generar crecimiento social. En otras palabras, hay que pensar medidas de corto plazo e inmediatas para revertir la tendencia de generación de empleos de baja calidad (sin las condiciones laborales vigentes y/o sueldo por debajo de la línea de la pobreza)

Desde una perspectiva más larga, se plantea otro escenario, pensando en los próximos 7/10 años (o sea un futuro mediato) que también debe ocuparnos en búsqueda de soluciones. El crecimiento poblacional y las desigualdades socioeconómicas que se ampliarían aún más. (Te recomiendo leer, si no leíste la entrada, Día mundial de la población: desafios para el 2030 ) Es decir, incluso tomando las mejores decisiones de corto plazo respeto al empleo, a mediano plazo tendremos más población pobre y menos población rica, con menor nivel educativo y mayor edad promedio. En resumen, tendremos menos recursos económicos para más gente.

En el futuro distópico de largo plazo, presentado por Yuval Noah Harari en su libro 21 lecciones para el siglo XXI, el trabajo será realizado por robots con inteligencia artificial (recomiendo leer el cap. 2 al respecto). Todo trabajador, incluso en los trabajos más complejos o creativos, será reemplazado por tecnología. Por supuesto, este futuro puede no cumplirse o ser medianamente diferente, pero te aseguro que los argumentos presentados son realmente interesantes de leer y deben ocuparnos en búsqueda de posibles soluciones. Difícilmente en el largo plazo, exista el trabajo tal como lo conocemos y los humanos deberemos generar valor no desde la producción económica.

En resumen, en el tanto en el futuro cercano como en el mediano y largo plazo, el empleo cambiará. Ya no será como lo conocemos, y debemos crear escenarios que nos permita contener a la población para que pueda estar «social y económicamente productiva»

La seguridad social y el sistema de salud

Claramente, los cambios laborales generan múltiples impactos en los sistemas de salud. Se ve afectada la accesibilidad y cobertura de obras sociales, la mayor demanda en el sector público y la menor cantidad de recursos que la gente dispone para el gasto de bolsillo. Las reformas de corto plazo, de índole administrativas, sobre las coberturas, los copagos, o los límites a los aumentos, son simplemente un granito de arena en el desierto.

Debemos repensar nuestro sistema de salud para estos escenarios futuros. Debemos pensar que sistema queremos y cuánto dinero estamos dispuestos a destinar (no podemos pretender cobertura infinita sin pagar por ella, no debe confundirse «gratis» con «gratuidad de acceso»). Demos mejorar la eficiencia y disminuir la fragmentación. En pocas palabras, debemos pensar en forma integral, dando respuesta a los cambios en el empleo, los sistemas de seguridad social y los sistemas de salud. El desafío no es simple, pero debemos ocuparnos.

Publicado por Ariel Mario Goldman

Gerente Operativo de Gestión Administrativa Hospital Alvarez. CABA Presidente de la Asociación de Economía de la Salud (AES Argentina) Profesor universitario (UBA/ISALUD/FAVALORO/UNSAM)

8 comentarios sobre “El fin del trabajo (tal como lo conocemos) en el corto, medio y largo plazo

  1. De que seguridad social me están hablando! Están hablando de prepagas con costos altísimos, copagos, etc. Reducción de servicios y tratamientos. Ejemplos PAMI, medicamentos cardiológicos no al 100 %, prepagas a penas 60 % de descuento! Prepagas desconocidas, clínicas sin coberturas! Por Favor

    Me gusta

  2. Un tema el del desempleo… genera diferentes complicaciones; la principal la economica; pero esta trae aparejada problemas de salud por sobre todo de salud mental; ya que ante la ausencia de aportes psicosociales tales como solvencia economica, perdida de una posicion social valorada, imposibilidad de planificar un futuro etc surgen sintomas como depresion ansiedad disminucion de la autoestima y es alli donde para superarlos se necesita del apoyo tanto social del estado como afectivo o sea familiar.

    Le gusta a 1 persona

  3. Me parece muy loable la preocupación y el trabajo de Ariel. Necesitamos muchas voces como la suya. Lo que me preocupa y me desvela es el poco interés de nuestros gobernantes por la salud de la población. Sería muy gratificante saber que se involucran en el cuidado de todos.

    Le gusta a 1 persona

  4. Creo que nuestra sociedad lamentablemente en su gran mayoria ha ido perdiendo la cultura del trabajo ya que estas ultimas decadas se viene sosteniendo la pobreza estructural a traves de organizaciones sociales..

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: