¡¡¡Es economía y salud!!!

Lo más difícil en el mundo es tomar decisiones que afecten a los demás, es por eso que, gestionando políticas, nunca vamos a tener a todos contentos. Mucho menos, en este momento de incertidumbre global, en este nuevo mundo en el que vivimos.

Frente al Covid-19, las estrategias adoptadas han sido desde el “confinamiento total” hasta la “inmunidad de grupo”. Entre los extremos, todos los países han tomado una serie de medidas de mitigación intermedias más orientadas hacia un lado u otro. Si bien es precipitado un análisis sobre resultados, las tendencias nos dan muestras sobre los efectos de estas decisiones. Acá quiero acercarles un breve análisis sobre aspectos sanitarios y económicos. Pero antes de continuar quiero recomendar dos artículos que nos muestran que ambas decisiones se entrelazan y no existe una de decisión económica o sanitaria

En cuanto a los resultados sanitarios, en el mundo han sido dispares, dependiendo de que medidas y cuando las han tomado; la capacidad de respuesta del sistema sanitario; y las condiciones previas y cultura de su población. Los resultados además están sesgados por la capacidad de detectar e informar de los países. Con estas consideraciones les dejo el link donde podrán ver los datos actualizados y tres artículos sobre las comparaciones.

Los datos oficiales https://news.google.com/covid19/map?hl=es-419&gl=AR&ceid=AR:es-419

El otro efecto de adoptar las distintas estrategias es el económico. Cualquiera que fuera la decisión sanitaria elegida, se genera una repercusión en el crecimiento de las economías, como así también en la destrucción de empleo (si no leíste te recomiendo darte una vuelta por Desempleo, la otra pandemia ). Las expectativas económicas en general son negativas, por la caída abrupta del consumo y la producción y/o por la cantidad de enfermos y muertos en los diversos países. También hay que tomar una consideración importante, el movimiento mundial es casi nulo y el comercio internacional ha caído estrepitosamente, afectando las importaciones y exportaciones de todos los países, como así también el turismo y las empresas relacionadas. Esto es fundamental para entender porque todos los países arrancan con un escenario negativo, independientemente de la estrategia sanitaria. La respuesta omnipresente ante estos escenarios es la intervención estatal en las economías en todo el mundo, a través de: aumento del gastos público para reforzar el sistema de salud; el estado pagando sueldo de empleados privados; disminuyendo impuestos; reforzando la seguridad social; o fomentando el sistema financiero entre otras. Les dejo un par de artículos interesantes

En resumen, los gobiernos han tomado medidas sanitarias, cuyo resultados, a pesar de la dificultad de comparación estamos observando. Acompañado se han desarrollado políticas monetarias, fiscales y financieras según la capacidad de cada país, generando nuevamente resultados dispares. Entonces ¿Qué hacemos? ¿Cómo seguimos?. Es salud y economía, no una u otra. Me gustaría tu opinión

Antes de despedirme quiero pasarles un artículo que se publicó este domingo en Infobae, en el cual he sido consultado, y me han hecho una pregunta que me ayudó a aclarar algunas ideas sobre el camino que ha elegido la Argentina y me inspiró a armar esta entrada. ¿Qué hubiera pasado con nuestra economía sin cuarentena? (gracias Valeria Roman)

Beneficios y costos de la cuarentena y la etapa de transición para controlar la pandemia

Publicado por Ariel Mario Goldman

Gerente Operativo de Gestión Administrativa Hospital Alvarez. CABA Presidente de la Asociación de Economía de la Salud (AES Argentina) Profesor universitario (UBA/ISALUD/FAVALORO/UNSAM)

3 comentarios sobre “¡¡¡Es economía y salud!!!

  1. Mis Felicitaciones Ariel por tu participación en el artículo de INFOBAE.

    Totalmente de acuerdo con la expresión “Salud y economía” ; si se prioriza la economía por sobre la salud; si tuviésemos un funcionamiento normal de actividades eso haría explotar la curva de infectados x covid y derivaría en un desorden social y sanitario con gran cantidad de muertes.

    Por el contrario si primara la salud por sobre la economía ; suponiendo la prohibición total de actividades disminuirían los contagios x covid pero se debería hacer frente mencionando un extremo máximo al hambre, lo que también nos arrojaría un saldo importante de mortalidad y un desorden social y económico.

    Por eso digo, merecen particular importancia ambas; van de la mano pero decidir implica escoger una alternativa y prever sus consecuencias; He aquí la responsabilidad de nuestros gobernantes , deberán equilibrar, lidiar con ésta encrucijada, ya que el éxito o fracaso se les ha de endilgar a ellos, más allá de que todos somos participes y tenemos nuestro grado de protagonismo en este proceso.

    Finalmente, Que hacemos? Como Seguimos? Me parecen perfectas las medidas para la nueva fase de la cuarentena que rigen a partir de hoy, ya que contempla la apertura en forma gradual de actividades siendo cautos teniendo en cuenta que de ser necesario se dará marcha atrás con las mismas.

    Es una forma de avanzar concienzudamente con responsabilidad ante un terreno desconocido contemplando los dos aspectos (Salud y Economía).

    Me gusta

  2. Antes que nada felicitarte por tu participación en Ifobae. Por otro lado quiero hacer un pequeño aporte en este debate. Por supuesto que es falso el dilema salud vs economía, porque todo parte de suponer que “lo económico” es todo aquello que tiene que ver con los números, con lo dinero, con las finanzas o con lo comercial. Esta es la gran falacia, la economía es ante nada una ciencia humana y social. Es cierto que suele reflejar y/o presentar resultados, hipótesis y objetivos en términos numéricos y estadísticos, pero la economía se ocupa primordialmente del comportamiento económico humano y de las sociedades. Al igual que “la medicina” no es solo una cuestión meramente biológica. En este sentido es que debemos pensar que ambas ciencias son por definición ciencias antropológicas, y específicamente antropológicas sociales. Tal ves sea demasiado pretencioso llevar el debate a una una cuestión epistemológica, pero creo positivamente que permite resolver el falso dilema, pues pone en evidencia que quienes ven esta crisis epidemiológica desde lo puramente “económico” no hacen otra cosa que errar en su objeto/objetivo de análisis. Si comprendemos que en el eje del debate está estrictamente lo humano/social, jamas deberíamos plantar este falso dilema como una cuestión a resolver. Gracias por dejarme opinar y por compartir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: